Running como alternativa al descanso convencional

Para muchos el descanso los fines de semana y en vacaciones supone irse por ahí a pillar un pedal del siglo. Así es el carácter español – sin jolgorio la fiesta no es fiesta. Y sin lugar a dudas, después de una larga semana de trabajo es necesario relajarse para que tu organismo no se funda. Pero a diferencia de convertir la borrachera en tu forma de descanso, donde al viernes le sigue el mismo sábado y luego domingo desaparece del calendario porque te encuentras tan mal que no puedes levantarte del sofá, el running te ofrece todo tipo de ventajas mires por donde mires.

Con esto yo no quiero decir que hay que dejar de salir por ahí y dedicarse sólo a correr. La cuestión es seguir haciéndolo pero sin fanatismo, sin que la borrachera sea la base de tu descanso.

A veces necesitamos “reiniciar” nuestro sistema emocional y correr es una herramienta perfecta para eso. Movimientos rítmicos durante un buen rato se convierten en una especie de meditación. Es como el aire que corre por la casa cuando abres todas las ventanas para ventilarla. Durante este rato que te entrenas te da tiempo o bien olvidar de estos problemas que no te dejan dormir tranquilo, o bien encontrar una solución para estos problemas. Aunque el ejercicio hace que tu cerebro entre en un estado cuando él solo elige a qué más le conviene dedicarse en este momento.

Pero hablando de las ventajas:

- Es sano. Paso de sermones que hablan sobre los efectos nocivos de alcohol. Pero nadie discutirá que correr es todo ventajas para el cuerpo (no estamos hablando de hacer atletismo de manera profesional).

– Es barato. Solo necesitas hacer una inversión en unas buenas zapatillas. Luego ropa cómoda y un camino que correr. A cambio cada borrachera es bastante costosa – entre 7 y 9 euros la copa y en un fin de semana se puede llegar a gastar lo que te cuesta un buen calzado para correr.

– Correr mola. Cuando yo empecé a correr muchos amigos míos no me creían y luego empezaron sentir un respeto por mi esfuerzo e incluso comenzaron a correr conmigo.

Resumiendo: running es una alternativa perfecta al típico pedal del fin de semana. El único peligro es que running es adictivo. Una vez empiezas cuesta dejarlo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>